Seleccionar página
¿Cómo se usan las drogas psicodélicas en salud mental?

por | Jun 7, 2022

Se le llama “psicoterapia asistida con drogas psicodélicas”. Aquí el psiquiatra Rodrigo Figueroa explica que es un tipo de terapia médica que usa dosis específicas de una droga psicodélica en las sesiones para acelerar la recuperación o mejorar los síntomas de los pacientes. Depresión, adicciones y estrés post traumático son los cuadros donde los investigadores ya tienen esperanzas fundamentadas. 

No es novedad que la psicoterapia es una herramienta potente y efectiva. Sin embargo, tampoco es novedad que se trata de un proceso largo. La psicoterapia es una relación entre paciente y terapeuta donde a través de la confianza, el conocerse, con la guía y experiencia del terapeuta el paciente va entrando en sus ideas profundas y, desde ahí, puede entender y resignificar eventos y recuerdos para ensamblarlos de una manera nueva que le ayude a incrementar su bienestar.

El psiquiatra Rodrigo Figueroa, quien trabaja con personas con trastorno de estrés postraumático, cuenta que en estos pacientes la psicoterapia es útil, sin embargo, el proceso es lento pues algunos han bloqueado el acceso a recuerdos asociados al evento traumático. Es la manera que tiene la mente de protegerse de las emociones negativas que ese recuerdo genera. 

Figueroa explica que la evidencia actual disponible permite suponer que en personas con trastorno de estrés postraumático resistente a los tratamientos convencionales, 12 sesiones de terapia asistida con MDMA o éxtasis producirían los avances que, sin droga, podrían tomar meses o años de psicoterapia semanal.

“Por otro lado, muchas líneas de investigación muestran que la psilocibina podría ser un catalizador o acelerante de una introspección, reflexión, asociaciones libres e, incluso, levantar los mecanismos de defensa que impiden a la persona acceder al contenido de sus recuerdos traumáticos. Eso también ocurre en las psicoterapias clásicas, pero con psicodélicos ocurriría en menos tiempo”, cuenta Figueroa.

Cada droga psicodélica provoca un efecto distinto en el cerebro y, según eso, se escoge la más adecuada según la problemática. “El MDMA provoca una sensación de calidez y cercanía con los demás y eso podría ayudar a la persona a sentirse en confianza con el terapeuta y contarle acerca de su trauma. Permite relacionarse con las representaciones objetales propias y de otros de una manera más tierna, comprensiva, menos enjuiciante. También pone en segundo plano el self, experiencia que se conoce como disolución del ego, y provoca que la persona sienta que se mire en perspectiva y como parte de una comunidad o de algo mayor, lo cual permite relacionarse con eventos que, desde una perspectiva en primera persona, producirían miedo o rabia”, describe Figueroa. 

3 sesiones integrativas por cada 1 con MDMA

Rick E. Doblin es uno de los maestros y precursores del uso de drogas psicodélicas en salud mental. Conoció su uso por interés personal y la experiencia le dejó tal huella que decidió dedicarse a investigar para entregar a la FDA los datos que la entidad necesita para decidir aprobar el uso de un fármaco nuevo o de una sustancia en pacientes. Eso lo llevó a fundar MAPS (Multidisciplinary Association for Psychedelic Studies) en 1986. 

En su Ted Talk explica: “La psicoterapia psicodélica es un intento de perseguir las causas fundamentales de los problemas, con relativamente pocas dosis, en contraste con la mayoría de los psicofármacos usados hoy que en su mayoría son solo reductores de síntomas y están destinados a ser tomados a diario”.

No es una solución mágica sino que permite a la persona cambiar sus patrones de pensamiento y eso se logra gracias al trabajo colaborativo de la droga y la terapia. En esta Ted Rick Doblin muestra una gráfica que permite entenderlo de un vistazo, en un ejemplo de terapia asistida con MDMA para trastorno de estrés postraumático:

¿En el consumo particular de una persona sin diagnóstico de salud mental, sin terapeuta ni un protocolo clínico, ocurren mejoras duraderas en el cerebro?

Algunos dicen que la experiencia puede ser similar, pero Figueroa explica que no. “En el proceso terapéutico con psicodélicos se reconoce el set & setting (actitud y entorno) como un ingrediente fundamental del cambio. Si la actitud es de fiesta y el entorno una discoteca, el efecto terapéutico no se va a lograr”. 

A nivel mundial, en los investigadores del área existe consenso en que solamente una terapia médica permite una mejoría en una persona que padece un trastorno de salud mental. Son sesiones cuidadosamente planificadas de acuerdo con la evidencia científica y tomando todas las medidas de seguridad necesarias puede ayudar al paciente a aprovechar la experiencia psicodélica e integrar los insights y asociaciones que ésta cataliza en su aparato psíquico de manera de resignificar su biografía.

También existe consenso en que una persona que está diagnosticada de algún trastorno de salud mental está arriesgando muchísimo si se somete a dosis de manera autónoma y sin guía médica. Algunos psicodélicos pueden tener efectos adversos graves, incluyendo la muerte por colapso cardiovascular, suicidio, estados disociativos persistentes y psicosis crónica.

Ningún uso se puede comparar con una terapia controlada, en un salón con ojos tapados, una terapeuta mujer y uno hombre, recibiendo los miligramos calculados de droga, contar con un equipo médico cerca por cualquier emergencia… Esto no es magia. 


Otras noticias

MDMA

MDMA para estrés post traumático

Más de 15 millones de personas en EE.UU. sufren de trastorno por estrés post traumático en un año determinado y la terapia con MDMA sería mejor que los actuales tratamientos.

Share This