Psilocibina para adicción al alcohol

por | Ago 27, 2022

Un nuevo estudio muestra que dos dosis de psilocibina más 12 sesiones de psicoterapia reducen el consumo excesivo de alcohol en un 83%. Aún faltan más investigaciones para demostrar su seguridad.

Por: Deutsche Welle (DW)

Ver publicación original

La psilocibina ayudó a personas adictas al alcohol a reducir su consumo o a dejarlo por completo, según se revela en un estudio publicado este miércoles (24.08.2022) en la revista JAMA Psychiatry.

Si bien se requieren más investigaciones para comprobar su eficacia prolongada, se trata del estudio más riguroso alguna vez realizado sobre el uso de la psilocibina para tratar el alcoholismo.

¿Qué es la psilocibina?

La psilocibina, presente en varias especies de hongos, puede provocar horas de alucinaciones vívidas. Este compuesto está prohibido en Estados Unidos. Sin embargo, en el estado de Oregón se permitirá próximamente su uso exclusivo con licencia médica.

Los pueblos indígenas la han utilizado en rituales de curación y los científicos están estudiando también si puede aliviar la depresión o ayudar a fumadores a dejar el cigarrillo.

Las conexiones cerebrales serían la clave

Aunque no se sabe exactamente cómo funciona, los investigadores creen que este compuesto aumenta las conexiones cerebrales y, al menos temporalmente, cambia la forma en que el cerebro se organiza.

«Más partes del cerebro se comunican con otras partes de este», explicó Michael Bogenschutz, director del Centro de Medicina Psicodélica de la NYU Langone, que dirigió la investigación, quien estima que «existe la posibilidad de cambiar de forma relativamente permanente la organización funcional del cerebro».

Los pacientes recibieron el compuesto y una terapia de conversación

Fueron 93 los pacientes que probaron este revolucionario tratamiento. Una vez que tomaron una cápsula de psilocibina -o un placebo, el grupo control-, se recostaron en un sofá con los ojos tapados, mientras escuchaban música con auriculares. A eso se le sumó la terapia conversacional. 

Los participantes recibieron dos sesiones de este tipo, con un mes de diferencia, y 12 sesiones de terapia conversacional. Aquellos pacientes que recibieron psilocibina redujeron el consumo excesivo de alcohol en un 83 % en relación con su consumo de alcohol antes de que comenzara el estudio y tuvieron mejores resultados de abstinencia en comparación con los grupos que recibieron un placebo.

Abstinencia por dos años

Antes de inscribirse en el estudio en 2018, Mary Beth Orr, de 69 años, bebía entre cinco y seis copas de vino cada noche, y mucho más los fines de semana. «La cantidad era inaceptable, y aún así no podía parar», contó.

Luego de haber recibido este tratamiento, Orr dijo que dejó de beber por completo durante dos años, y ahora toma una copa de vino de vez en cuando. Ella aseguró que le sirvió más la psilocibina que la terapia de conversación.

Efectos secundarios o no deseados

Algunos pacientes que recibieron psilocibina tuvieron más dolores de cabeza, náuseas y ansiedad que los que recibieron la droga ficticia. Una persona informó de pensamientos suicidas durante una sesión de psilocibina.

Por eso mismo, es necesario que se sigan haciendo investigaciones al respecto para determinar si un tratamiento de este tipo es seguro:  «Es tentador, absolutamente. ¿Se necesita más investigación? Sí. ¿Está listo para una gran audiencia? No», señaló Mark Willenbring, exdirector del Instituto Nacional para el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo.

OTRAS NOTICIAS

Noticias

Drogas legales: una plaga silenciosa

Las drogas psicotrópicas legales, entre las que se encuentran las benzodiacepinas y algunos opiáceos, son recetadas cada vez más por médicos de familia y especialistas para combatir un problema que tiene un origen mucho más profundo.

Share This